.


La historia negra de Urbe. Hoy me compré la edición del décimo aniversario de Urbe.Diez años que no son poca cosa para un medio independiente y con una propuesta propia en éste país.

Yo debo haber sido uno de los primeros lectores de Urbe en 1995 porque como en marzo de aquél año cayó en mis manos la edición número cero. Se trataba de un machote tamaño tabloide, impreso en blanco y negro que nos debe haber caído de las manos de alguna agencia de publicidad.Tenía según creo recordar a Desorden Público en la portada y Fran Monroy escribía una columna de música.

Recuerdo haber escudriñado el machote y también que MG celebró la salida por fin de una competencia. Porque hasta entonces juvenil y universitarios nosotros y más nadie.

Recuerdo también cuanto me impactó la mañana de junio en que vi por pirmera vez toda la universidad empapelada con avisos a full color tamaño sabana con la frase: "un jueves si, un jueves no" y unas fotos sugestivas y frescas. El machote visto en aquél marzo parecía que se iba a volver realidad. Y así fue. Cuando poco después la universidad se llenaba de gente regalando en los primeros pasillos las primeras ediciones de un periódico que costaba entonces 20 bolívares.

Mi primera impresión es que efectivamente era un periódico con actitud, con una identidad bien definida. Por sus primeras portadas pensé entonces que iban a apuntar más a la música. Un nicho que nosotros habíamos descubierto con El Sordo dos años antes pero que justo en ese 95 entró en crisis cuando intentamos darle la vuelta para convertirlo en una publicación autonoma. Creo ahora que eramos un buen equipo de redactores y creativos pero muy malos vendedores.Algunos meses después ese El Sordo volvió a resurgir con cuatro páginas menos pero con la mayor periodicidad que tenía el periódico. Pero hablemos de Urbe que de eso se trata este post.

Tanto Urbe como nosotros compartiamos (además de algun columnista que escribía tanto en uno como en otro: Yumber Vera y José Juan Sanguinetti escribieron con seudónimos en Urbe de sus inicios) la imprenta del Daily Journal en la avenida Fuerzas Armadas por lo que me tocó más de una vez coincidir en el lugar con un Carlos Lizarralde (el publisher) que cuidaba muy bien su producto. Y no mandaba a imprimir la edición hasta que no veia que el color estaba saliendo bien. También más de una vez había cierta tensión en el ambiente cuando coincidíamos en la imprenta, no obstante aunque siempre fuimos productos distintos era inevitable que nos compararan. Cuando buscaban clientes en las agencias más de una vez les hablaban de nosotros e incluso algún desprevenido creía que eramos de la misma compañía.

Pero para nosotros la salida de Urbe si significó un temblor, una readaptación del concepto del periódico, eramos más universitarios que juveniles y había que apostar por ello sin dejar de lado el humor, la irreverencia y la frescura de un periódico que queríamos que fuera "para la gente que disfruta pensando". Pero me adelanto en la historia.

Aunque a mi Urbe nunca fue un periódico que me dejara satisfecho me gustó que en sus inicios apostara por la movida musical local, cosa que lamentablemente fue dejando. Le reconozco el logro de haber cabalgado, impulsado y motorizado toda la movida rave venezolana y le diera voz a un grupo de columnistas de lo más vario pinto. Apostaron más por la opinión que por el contenido dándole espacio a la adolescencia deseosa de decir cosas y dejándoselas decir. No me terminó de gustar el exceso de oralidad en sus escritos porque creo que incluso el medio más irreverente debe cuidar el lenguaje. Lo que para mi por cierto no quiere decir que no valga alguna groseria en el texto o un arroba para no andar diferenciando el genero a cada rato (cosa que nosotros ya haciamos en alguna de nuestras páginas desde 1992 de la mano de Lito un anarquista que chupaba de la teta de fanzines de todas partes del mundo).

Otra cosa que me gustó del Urbe de entonces era la clara definición de sus portadas. Buenas portadas siempre con gente. La gente era el ícono de la publicación y eso estaba presente en todos lados desde los faxes que en sus inicios se inventaron más de una vez (luego no sé, pero no lo dudo), las columnas y las portadas.

Escribo como vienen las cosas a la cabeza y recuerdo que así como podía haber cierta tirantez con Lizarralde en la imprenta también había muy buen onda con Adriana Lozada a la que inevitablemente me conseguía en todos lados pues ella misma era el ícono de su publicación. Nada más disparejo en apariencia y más complememtario que Lizarralde - Lozada. El siempre de traje y ella informal como nadie con su pelo multicolor.

Con el pasar del tiempo Urbe se fue convirtiendo en una formúla más o menos predecible que se podía resumir en tecno, drogas y sexo. Aunque últimamente se pueda resumir básicamente en sexo. Hace rato que no imprmien en el Daily, ni en su heredero Newsprinter porque ahora forman parte de la Cadena Capriles.

Mirando la edición décimo aniversario de Urbe recuerdo aquellas columnas que me gustaron en su momento: Metralla Rosa de Carla Tofano porque siempre me ha gustado la manera intelectual con la que reivindica la banalidad y Real y Medio de Alejandro Rebolledo porque hacía una mordaz critica mediática que aún hoy se echa en en falta en el país. De Rebolledo no me gustó entonces su Pin Pan Pum por muy retrato de la juevntud ochentera que fuera, me parecia hasta dónde lo pude leer, demasiado Trainspotting que a su vez era un poco Bukowsky. Pero en retrospectiva tengo que decir que el al menos publicó su libro y que yo aún no lo hago. Que el libro fue para muchos venezolanos una especie de efecto Harry Potter avant la lettre porque puso a leer a muchos que no lo hacian y que es una lástima que los Libros Urbe no hayan seguido saliendo. Como dato curioso varios años después una amiga lo buscaba como loca para un trabajo y no pude conseguir a nadie que lo tuviera. Hoy lo reelería para acercarme quizás sin los prejuicios de entonces.

Confieso aquí que alguna vez en un ataque de soledad envié una flecha a "tirando flechas" que la vi publicada pero que nunca nadie me respondíó quizás era demasiado melosa y romántica jejej.

Urbe tuvo la particularidad de ser bastante más que una publicación desde un principio, oues también fue una marca, un producto que permitió crear otros: además de Libros Urbe, los repuestos Urbe, Radar (un suplemento orientado al mundo universitario que circulaba encartado en El Universal) y por supuesto el cénit de la cosa, gracias a la tenacidad de sus promotores y al boom de las punto com: Loquesea.com .Loquesea desde que salió me gustó mucho más que Urbe y es que éste portal tenía para mi lo que urbe le faltaba:abundancia de contenidos pero todos con una clara vocaión juvenil e irreverentes. Al menos eso era en sus inicios.Luego se fue convirtiendo en un portal de juegos,de encuentros y base de datos y fue perdiendo mi interés. Aunque mientras existió Loquesea pese a sus cambios me gustó. Recuerdo haber visitado la primera sede de Loquesea en sabana grande, en el mismo edificio en que quedaba Urbe y luego las super oficinas en Parque Cristal. Era una delicia llegar a esas oficinas y verlas llenas de preciosas imac de todos los colores, llenas además de panas. Porque si algo tenía loquesea es que contrataron a un montón de jóvenes creativos de esta ciudad.

Mi último encuentro con Loquesea fue en España.Allí pude ver la inversión publicitaria de loquesea.es en madrid que tenía vallas en montones de estaciones y de elquesigui.com su versión catalana. En la ciudad condal,poco antes de regresar de mi viaje por el viejo continente, saliendo del Easyeverething de Plaza Cataluña (¿estará allí aún?) me tropecé con Carlos y Adriana estaban haciendo un recorrido por las oficinas de loquesea.com y buscando socios en cada país. Para mi ya era entonces un orgullo decir que ese portal "endemoniado" era hecho, escrito, creado desde venezuela para el mundo, al cobijo del Ávila y que tenía sedes ( o subdominios) en :Barcelona, madrid,Nueva York, miami,santiago de chile,bogotá, Buenos aires y Brasil (tantofaz.br).Y para mi era un orgullo no porque yo me ganara un céntimo con eso, sino porque muchos venezolanos conocidos o amigos trabajaban allí (que será de las geniales animaciones que entonces hacia Enrique Henriquez). Para hacer el cuento corto luego de 2000 no tardaría mucho en desaparecer loquesea.com y yo lamenté llegar tarde al remate de imacs de todos los colores que hicieron en parque cristal.

Hace años que no leo Urbe, me he tropezado con uno que otro en la calle, o en alguna oficina pero también Urbe en algún momento decidió dejar de ser juvenil para convertirse en adolescente. Con lo cual si yo nunca estuve cercano se alejó aun más de mi. Ahora tendré que ver que se trae Urbe Bikini entre manos.

¿qué porque historia negra de Urbe? Porque seguro alguien lo iba a leer por puro morbo y a mi me ayudaba para que llegaran hasta el final.


14 Responses to “”

  1. # Blogger PointDx

    tambien tuve en mis manos ese primer urbe, recuerdo que fue en el pasillo de ingenieria, pero despues pasó tal y como lo cuentas en tu post.  

  2. # Anonymous aWacate

    Hola Rodrigo, sólo pasaba para darte las gracias por la reseña del semanario. Saludos.  

  3. # Blogger Zinnia

    efectivamente llegué hasta el final buscando la parte negra del asunto...buen título. Sin embargo es negro como pasaron de ser algo interesante a ser lo que son hoy en día, una versión impresa de ají picante.  

  4. # Blogger Joa

    Uff, yo amaba Urbe y no me pelaba ninguno... despues me fui del pais y cuando regrese... puaj! Se habia vuleto una m**rda.  

  5. # Blogger Gordon

    Hello, your blog is informative. I have a linux server related website, please visit and hope that it is helpful to you  

  6. # Anonymous Karwin Sam

    Bueno pana, aunque parezca muy tarde para publicar en este post, creo que seria interesante decir algo:

    Es verdad URBE cambio muchisimo, el primer ejemplar que tuve en mis manos fue el de "Tetas de Silicon".

    En cuanto a Libros Urbe es una lastima que no hicierón más publicaciones, te cuento que yo tengo un ejemplar de PIN PAN PUN lo compre el dia que debuto en la feria del libro de ccs en aquel entonces, su Stan estaba lleno de ejemplares y habia una consola para mezclar vinil, tenian puesto creo que house. Todavia tengo el libro y sus hojas estan oxidadas, pero de buen cuidado esta. Actualmente publico en mi BLOG los capitulos del libro, como una iniciativa personal. Cuando quieras puedes pasar a leerlos.

    Un saludo y que la pases bien.


    PD: Por una estraña razón la película "Secuestro Express" me recordo mucho a Pin Pan Pun.  

  7. # Anonymous Anónimo

    Al leer esto me pongo nostalgico, y no es porque Urbe haya cambiado, el que cambie fui yo. Cuando salio (si, yo tambien tuve el primero) yo tenia 17 años, empezaba la universidad y mi vision del mundo era de un espacio totalmente novedoso. Hoy 10 años despues es imposible que todo me parezca igual de nuevo e interesante; razon por la cual creo que todos sus columnistas se fueron y le dieron paso a esta nueva generacion. Q si son Aji Picante impreso, ¿acaso los nuevos jovenes no son como Aji Picante? Una horda de pavos que pagan 200000 bolivares por unos levis rotos. Y urbe es el reflejo de todo eso. Disculpen la descarga pero es que me acabo de dar cuenta que tengo barriga y estoy calvo, y que no entiendo el electro.  

  8. # Blogger Kira

    A mi Urbe me llegó tarde generacionalmente. Andaba metida en el rollo de libros y luego en Estilo tratando de convertirla en lo que su dueña quería que fuera, una revista de arte contemporáneo. A mí no llegó a cautivarme. Pero la historia de Urbe como producto exitoso a nivel editorial es admirable porque como dices tú llenó un nicho que estaba desocupado y provino de la iniciativa independiente de un outsider del medio editorial en ese momento como Lizarralde. Sigue estándolo porque como dices tú se desvió en algún momento de su camino inicial y en este particular momento en que se encuentra el país hace falta una publicación que cohesione y dé voz a las inquietudes de las nuevas generaciones de jóvenes atrapados en medio de discursos totalmente contradictorios. Excelente crónica. Un abrazo.  

  9. # Blogger Rodolfo

    Yo si hay algo que lamento en este país , es que los anunciantes cada vez se arriesgan menos. Y aunque puedo entenderlo es una pena porque de alguna manera eso hace que los medios también sean menos arriesgados. Y pone el panorama mediático bastante aburrido.

    ¿con la orgía económica del año pasado cuantos medios nuevos aparecieron? Me parece que pocos. A mi solo Zero me llamó la atención.  

  10. # Anonymous loto

    el primer urbe que llego a Merida estuvo en mis manos, fue por dj. que venia de cacaras. recuerdo fue el numero 15.. los colecciones, lei y devore hasta que me cense, pero poco a poco fueron mas vacios.. ahora mis sobrinitos lo leen y me da hasta lastima..  

  11. # Anonymous Amarula

    Tengo 26 años, y hace algunos meses atrás me di cuenta que no había leído Pin Pan Pun, también me di cuenta que tenia años, muchos, sin verlo en las librerías. se lo comenté a una amiga, la que a su vez contactó a un amigo al que se lo había prestado años antes y este no se lo había devuelto para que se lo devolviera y poder prestármelo a mí.Pero como ella vive en ccs y yo no, pues no me lo ha podido dar aun.
    La semana pasada entre en una librería buscando un libro para un amigo, cuando lo vi. Pin Pan Pun, entre un poco de libros que nada tenían que ver con él, solo, fuera de tiempo, con hojas amarillas y portada a la que se le nota que el tiempo le ha pasado por encima. Tuve que comprarlo. Y ya voy por el capítulo 4. De hecho, es por eso que se me ocurrio googlear pin pan pun y he terminado acá. No me parece una joya literaria (claro, aun no le termino, ni voy cerca de la mitad) pero sí me parece que refleja mucho de lo que somos. Y me alegra estar leyendolo a los 26, y no haberlo leido a los 16, porque siento que ahora lo entiendo más de lo que pude hacerlo en aquella época. Cosa que también es motivo para la tristeza.

    Sobre URBE pues no tengo mucho que decir, estaba en bachillerato cuando salió y lo conocí porque un amigo me lo mostró emocionado porque habían publicado una vaina que el había escrito echándole mierda al cura y al colegio donde estudiábamos. Lo leí durante un tiempo, era fino porque era diferente, y tenía un espíritu rebelde. Por primera vez había algo donde los adolescentes de aquel entonces nos podíamos expresar sin censura, sin prejuicios y leer un material totalmente irreverente. La rebeldía venía en papel. Luego dejé de leerlo por muchos años, hasta que finalmente un día aburrido se me ocurrió comprarlo, pura mierda. Entendí entonces que la era URBE había terminado, y que ya yo estoy vieja.  

  12. # Anonymous Anónimo

    a mi metralla rosa me marco, de por vida. y las ferias en las que vendian los numeros viejos?! una nota. gracias rodo, como siempre  

  13. # Blogger Miguel

    Cuando salio el primer numero tenia 19 años, recuerdo la portada con miembros de Desorden, Amigos Invisibles, Los Gusanos y no se alguno de los chamos de La Calle... durante el primer salia del trabajo todos los jueves del si para comprarlo en la libreria del ateneo... como bien dices, al principio la infomacion musical copaba sus paginas y era lo que mas disfrutaba (asi como El Sordo que salia en Letras)... creo que todo cambio despues del paro (muchas cosas cambiaron en este pais despues del paro). A partir de ese momento deje de comprarlo...  

  14. # Anonymous Anónimo

    Tenía 17 o 18, cuando salió urbe y di tenía la calle, desorden y mi banda favorita los gusanos en portada, hablaban de musica, de las cervezas del leon, y de cuánta cosa interactiva en esa selva de asfalto llamada Caracas, luego se puso porno y basura, fue una lastima le perdí la pista.  

Publicar un comentario

Enlaces a este post

Crear un vínculo


Web Este Blog
Twitter Party Badge
  • web tracker a href="http://bitacoras.net" title="Conoce más de las bitácoras">Conoce más de las bitácoras Get Firefox! BloGalaxia BloGalaxia Movimiento en apoyo del idioma español en Internet


XML

Powered by Blogger

make money online blogger templates



© 2006 . | Basado en un Blogger Templates by GeckoandFly.
El contenido de este blog puede ser reproducido siempre que se cite la fuente, se mantenga el texto original y no sea para fines comerciales.Debe mantenerse este texto.